Conéctate con nosotros

Conceptos básicos financieros

¿Que son los bienes económicos?

Publicado

on

Bienes económicos

Los bienes económicos son los bienes que pueden ser adquiridos en el mercado pagando un precio por ellos, es decir, son bienes materiales o inmateriales (servicios) que tienen un valor económico y por esto pueden ser evaluados en términos monetarios. El término “bien” se usa generalmente para nombrar cosas que tienen alguna utilidad para las personas que lo poseen.

En palabras más simples, los bienes son objetos o servicios intercambiables, los cuales son demandados por parte de personas (o empresas) las cuales consideran que dicho bien dará algún tipo de beneficio al obtenerlos o consumirlos; por ende, dependiendo de dicho beneficio y el nicho de demandantes que tenga el bien, las empresas producirán bienes para satisfacer las necesidades de sus clientes.

También son llamados “bienes escasos”, pues estos como su nombre lo indican, no son suficientes para satisfacer las necesidades de todas las personas, por ende la economía busca maximizar la utilidad por medio de la repartición de bienes escasos.

Lo contrario a estos bienes serían los “bienes libres”, los cuales no hacen parte del mercado así sirvan igualmente para satisfacer necesidades. Además, son realmente abundantes o de imposible agotamiento, por ejemplo: el aire.

TIPOS DE BIENES

Los bienes pueden clasificarse respecto a diversas variantes y estas mismas representan gran cantidad de bienes. Estos son:

Bienes según su exportabilidad: Dependen de la manera de traslado, estos son:

  • Bienes muebles (trasladables): Se puede comerciar y hacer intercambios con ellos de manera nacional e internacional, pues pueden ser movidos con facilidad. Un ejemplo de estos son las sillas, zapatos, ropa, mesas, etc.
  • Bienes inmuebles (no trasladables): Suelen utilizarse en el sector de la economía donde se producen, ya sea por transporte, impuestos o imposibilidad física de traslado. El ejemplo más claro de estos bienes son las casas, pues estas son técnicamente imposibles de trasladar y por más que haya demanda de estas en otras ciudades o países, estas deben ser utilizadas donde son producidas.
  • Relación con la demanda de otros bienes: en esta clasificación se evalúa la demanda para un conjunto de dos o más bienes, la variación de las cantidades de los bienes se verá sujeta completamente a los precios. Estos conjuntos de bienes pueden ser:
  • Bienes complementarios: Estos bienes tienden a ser utilizados en conjunto, es decir, uno depende del otro. Por ende, si se ve afectada la demanda de uno, se verá afectada la demanda del otro. Por ejemplo las impresoras y los cartuchos de tinta de estos, si aumenta el precio de los cartuchos de tinta, la demanda de impresoras (y de los mismos cartuchos) se verá disminuida, pues si no se tienen los cartuchos no se pueden usar las impresoras.
  • Bienes sustitutos: Son aquellos bienes muy similares, de los cuales uno puede ser sustituto del otro (como su nombre lo indica), si aumenta el precio de uno, la demanda del otro bien aumenta. Por ejemplo, la mantequilla y la margarina, pues son productos similares que pueden cumplir las mismas funciones.
  • Bienes independientes: no dependen en absoluto del otro de ninguna forma. Por ejemplo: las esmeraldas y el helado, las demandas de cada uno son completamente indiferentes una de la otra

Según su durabilidad:

  • Bienes durables: de consumo prolongado, como las prendas de vestir o la música
  • Bienes no durables: Se agotan al primer uso. Por ejemplo, los alimentos
  • Bienes perecederos: Bienes que dejan de ser útiles en un rango de tiempo que no depende del mercado sino de la naturaleza, como las frutas.
  • Según su función:
  • Bienes de consumo: Se obtiene una satisfacción inmediata al consumirlo, como los alimentos o la vivienda.
  • Bienes intermedios: Son bienes los cuales pueden ser transformados para la creación de otros bienes, por ejemplo las materias primas (madera, lana, hierro, algodón…)
  • Bienes de capital: Bienes ya producidos que se emplean para la producción de otros bienes, por ejemplo: camiones, edificios, herramientas, entre otros.
  • Según el régimen de propiedad
  • Bienes privados: Poseen rivalidad y exclusividad; compiten con otros bienes y deben ser adquiridos por un valor.
  • Bienes públicos: No poseen exclusividad ni rivalidad, como el conocimiento, el aire, el agua
  • Monopolios naturales: Tienen exclusividad pero ningún tipo de rivalidad o competencia. Por ejemplo los peajes.
  • Recursos comunes: rivalidad pero no exclusividad, por ejemplo los peces pues naturalmente se tiene acceso a ellos, pero igual hay competencia de mercado por ellos.

Según su comportamiento respecto a los ingresos

  • Bien inferior: a medida que el ingreso aumenta, su consumo disminuye. Por ejemplo, refrescos instantáneos, pues si se tienen más ingresos se preferirá comprar frutas para hacer jugo.
  • Bien normal: aumenta si el ingreso aumenta. Por ejemplo, la energía eléctrica. Estos bienes también pueden clasificarse en:
  • Bienes de lujo: Si aumenta su precio, la cantidad de este bien aumenta. Por ejemplo: los diamantes (pues estos se valorizan)
  • Bienes de primera necesidad: Aumenta si aumenta la renta, pero en menor proporción.
  • Según su necesidad

La clasificación de estos bienes es menos objetiva que el resto, pues esta depende mucho de las preferencias y necesidades del consumidor. Por lo general, en todos se tienen como esenciales los bienes relacionados a las necesidades fisiológicas y a la supervivencia (alimentación, vivienda, medicinas). Después vienen los “deseos”, son el grupo de bienes que no son imprescindibles para la supervivencia y estos se satisfacen después de tener satisfechas las necesidades anteriormente mencionadas.

De igual manera, los ejemplos para esta clasificación no son 100% verídicos, pues cada bien debe ser ajustado al contexto del consumidor a la hora de clasificarse, por ejemplo, los zapatos pueden ser calificados como un deseo pues tener una gran cantidad de zapatos puede ser deseo de alguna persona. Pero para una persona que no tenga ningún par de zapato, este bien se clasifica como de primera necesidad.

Ingeniero Industrial, especialista en Logística, Cadena de Abastecimiento, Marketing de contenidos, Finanzas y presupuestos. Co-fundador de abcfinanzas.com y Fundador del sitio web ingenieriaindustrialonline.com.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conceptos básicos financieros

Modificación de créditos según circular externa 026

Publicado

on

¿En qué consiste la modificación de créditos?

Según la circular externa 026 de la Superintendencia financiera de Colombia, la persona que tenga un crédito en una entidad financiera podrá realizar una solicitud de modificación de créditos, la cual consiste en realizar una ampliación de plazo que disminuya la cuota y que esta por supuesto esté acorde a la nueva capacidad de pago del cliente, el beneficio radica en que este cambio no le generará de inmediato una marca de reestructuración en las centrales de información.

Requisitos para acceder a la modificación de créditos:

Si usted está pasando por una situación económica que le impide cumplir con el pago de su obligación, puede solicitar la modificación de créditos para que le amplíen el plazo y de esta manera le disminuya su cuota, tenga en cuenta que debe cumplir con los siguientes requisitos para acceder a este alivio financiero:

  • Si tiene un microcrédito o un crédito de consumo no puede estar en mora por más de 60 días, si tiene un crédito de cartera comercial no puede estar en mora por más de 90 días. Dicho atraso o mora tuvo que haberse registrado en los últimos 6 meses con corte al cierre del mes anterior. Esto quiere decir que si hoy 13 de septiembre está solicitando la modificación de créditos, la entidad financiera tomará como corte el 31 de agosto, analizando de esta manera los últimos 6 meses (Febrero – agosto), tiempo en el cuál debió presentarse el atraso para que pueda cumplir con este requisito.
  • Debe estar de acuerdo con la modificación a realizarse en el crédito, la cual consiste en que debe disminuir la cuota.
  • Debe tener capacidad de pago, es decir que demuestre que tiene como responder a la nueva cuota que le quedará.
  • El crédito que se está solicitando modificar no puede ser un crédito ya reestructurado o que tenga dicha marca en las centrales de riesgo.

¿En qué consiste la reestructuración del crédito?

Según la circular externa 026 de la Superintendencia financiera de Colombia, si el titular del crédito no puede sustentar la fuente de pago o no tiene como responder a la nueva cuota (en caso que se le esté validando la opción de modificación), el alivio será a través de reestructuración. Tenga en cuenta que un crédito se puede reestructurar máximo hasta 2 veces en toda su vigencia, con 6 meses de tiempo entre dichas reestructuraciones. En este orden de ideas, la diferencia que existe entre la modificación de créditos y la reestructuración es que esta última genera una marca de “reestructuración” en centrales de riesgo, lo que significa que si usted intenta adquirir un crédito o servicio en una entidad que consulte o valide su información en las centrales de información, encontrarán que actualmente usted tiene un crédito reestructurado, lo que puede interpretarse como problemas de liquidez y posiblemente dicha entidad le niegue la solicitud por ver en usted un riesgo de impago.

También le puede interesar: centrales de riesgo.

¿Cuándo se otorga el alivio por modificación de créditos o reestructuración?

En los casos que usted acuda a la entidad financiera a solicitar un alivio o solución a sus problemas de atraso en la cuota del crédito, la primera opción siempre será la de modificación de créditos, por el beneficio de no quedar marcado en las centrales de riesgo. Es decir que si usted intenta adquirir un crédito o servicio en una entidad que consulte o valide su información en las centrales de información, encontrarán que actualmente usted tiene un crédito que paga sin inconveniente, y posiblemente en este caso dicha entidad le apruebe la solicitud porque se refleja un buen comportamiento de pago. De igual forma, tenga en cuenta que la entidad podrá efectuar la modificación de créditos siempre y cuando cumpla con los requisitos mencionados anteriormente.

Para los créditos que tienen un codeudor, si el titular de la obligación no tiene capacidad de pago para responder a dicha modificación, pero quien aporta el dinero es el codeudor que sí tiene la capacidad de responder, el alivio en este caso siempre será reestructuración, así el codeudor esté involucrado en la cuota del crédito. El análisis financiero siempre deberá ser el del titular del crédito, no puede ser reemplazado en el análisis por los datos del codeudor.

Lea también: Refinanciación de un crédito.

Sigue leyendo

Conceptos básicos financieros

¿Qué es un crédito rotativo?

Publicado

on

Crédito rotativo

El crédito rotativo es una modalidad de crédito que ofrecen las entidades financieras donde aprueban un cupo de crédito y a medida que el cliente cancele el capital utilizado tendrá dicho monto disponible nuevamente mientras su comportamiento en el pago de la obligación sea de forma cumplida.

Lea también: Qué es una tasa de interés?

Requisitos para obtener un crédito rotativo

Generalmente, la mayoría de las entidades financieras piden ciertos requisitos similares para poder obtener este producto:

  • Hay que tener la mayoría de edad, aunque en otras entidades piden específicamente ser mayor a los 23 años
  • Tener ingresos superiores a un salario mínimo
  • Tener buena calificación en las centrales de riesgo y no tener reportes negativos.
  • Se debe justificar y tener soporte de los ingresos. En el caso de tener otros ingresos se debe igual justificar y soportar (esto es una ventaja porque permite que la entidad financiera apruebe el préstamo sin complicaciones y acelere el trámite debido a las altas garantías que usted como cliente pueda ofrecerle a dicha entidad).

Características de un crédito rotativo

Este tipo de crédito tiene diversas características, estas son:

  • Es un crédito que puede realizarse en cualquier momento, pues está disponible todos los días del año.
  • El cupo del crédito no es desembolsado completamente, quien adquiera el crédito decide en qué momento se desembolsa y así mismo cuanto se desembolsará.
  • El pago de este crédito es mensual y podrán hacerse abonos voluntarios
  • Los pagos son diferidos automáticamente en determinado tiempo, esto varía según la entidad.

Beneficios de un crédito rotativo

  • Como el crédito está ligado a una cuenta de ahorros o corriente, no se tiene que ir necesariamente a la sucursal bancaria para pagar la cuota cada mes, pues estas pueden debitarse directamente de la cuenta.
  • Puede disponerse del dinero del crédito en cualquier momento, se debe solicitar por los medios electrónicos o telefónicos con los que cuente la entidad, para así notificar cuanto y cuando se debe depositar el dinero en la cuenta.
  • Al mantenerse un buen manejo del crédito, se puede contar con este siempre e incluso se tiene la posibilidad de solicitar una ampliación del cupo cuando este sea renovado.
  • Se puede pagar por anticipado lo que se haya usado del cupo o realizar abonos adicionas cada mes para evitar el cobro de intereses.
  • Ciertas entidades ofrecen junto al crédito un seguro para cubrir los pagos en caso de muerte o incapacidad.
  • Hay plazos que permiten tener cuotas más bajas, estos varían según la entidad financiera con la que se realice el crédito.
  • Claramente, se tiene la libertad de usar el dinero para lo que se desee, a diferencia de créditos específicos como los de vivienda.
  • El cupo asignado del crédito dependerá de los montos mínimos y máximos que ofrece cada entidad bancaria.

Consejos para el buen manejo de un crédito rotativo

  • Hay que tener en cuenta que esta clase de créditos están diseñados para solucionar problemas de liquidez, así que se debe procurar pagar lo que se gaste lo más pronto posible y de esta forma se tendrá disponible todo el cupo del crédito disponible.
  • Recordar siempre las fechas de pago de las cuotas, pues el incumplimiento del pago puede causar la limitación o la suspensión del crédito.
  • Solicitar al banco una explicación completa y clara de todo lo relacionado con la liquidación de las cuotas y los intereses que se debe cancelar por usar el crédito.
  • Preguntar los costos de la cuota de manejo, tributarios y el resto que se relacionen con el uso del crédito.
  • Cuando se solicite la utilización del crédito, no debe hacerse en lugares públicos o con personas que puedan saber los datos personales necesarios para hacer este tipo de transacciones.
  • Es importante abonar dinero extra, adicional a las cuotas mensuales, pues esto ayuda a liberar rápidamente el cupo, salvarse de impuestos y generar una buena reputación crediticia como consumidor financiero.
  • Mantener un control específico de todas las transacciones que se hagan con el crédito, si existe algún error en estas se debe comunicar rápidamente al banco.
  • Cuando se soliciten las utilizaciones por internet, debe hacerse por la página de la entidad escribiendo su dirección y por nada del mundo ingresar por enlaces enviados por otros medios.

Lea también: ¿Cuáles son mis derechos como consumidor financiero?

Sigue leyendo

Conceptos básicos financieros

¿Qué es una cuenta de saldo cero ZBA?

Publicado

on

Cuenta de saldo cero ZBA

Una cuenta de saldo cero (ZBA por sus siglas en inglés) es una cuenta de cheques en la que se mantiene un saldo de cero transfiriendo automáticamente los fondos de una cuenta principal en una cantidad lo suficientemente grande como para cubrir los cheques presentados. Las corporaciones utilizan una cuenta de saldo cero ZBA para eliminar el exceso de saldos en cuentas separadas y mantener un mayor control sobre los desembolsos.

Además cuando se escribe un cheque contra la cuenta de saldo cero ZBA, la cuenta siempre se mantiene en un saldo cero. Esto permite un mayor control en la distribución de fondos y limita el exceso de saldos existentes en múltiples cuentas. La actividad de la cuenta de saldo cero ZBA se limita al procesamiento de pagos y no se usa para mantener un saldo corriente. Esto permite que una mayor cantidad de fondos esté disponible para su uso, por ejemplo, para inversión, en lugar de tener pequeñas cantidades en dólares inactivas dentro de una variedad de subcuentas. Siempre que se requieran fondos en la ZBA para cubrir un cheque, los fondos se transfieren de la cuenta principal en la cantidad exacta requerida.

Lea también: ¿Cuál es la diferencia entre ahorro e inversión?

Tarjetas de uso y débito ZBA

El uso de una cuenta de saldo cero ZBA para depositar tarjetas de débito emitidas por la organización ayuda a asegurar que todas las actividades en las tarjetas mencionadas anteriormente sean pre-aprobadas. Como los fondos inactivos no están presentes en la ZBA, no es posible ejecutar una transacción de tarjeta de débito hasta que los fondos se hayan entregado a la cuenta. Esto puede ayudar a administrar los gastos comerciales al limitar el riesgo que tienen lugar las actividades no aprobadas.

El uso de un ZBA como un mecanismo de control de gastos es especialmente útil, ya que se aplica a los cargos incidentales en una gran organización. Si bien los cargos operativos a menudo son más fáciles de predecir y financiar, los imprevistos pueden ser variables por naturaleza. Al limitar el acceso rápido a los fondos a través de las tarjetas de débito, es más probable que se sigan los procedimientos de aprobación adecuados antes de completar una compra.

Lea también: Beneficios al conocer los costos de su negocio.

La cuenta de saldo cero ZBA como herramienta de monitoreo de presupuesto

Dado que una organización puede tener múltiples ZBA, se pueden crear para ayudar en la administración del presupuesto. Esto puede incluir la creación de un ZBA separado para varios departamentos o funciones, proporcionando una forma rápida de controlar los cargos diarios, mensuales o anuales. Otras razones para crear un ZBA separado podrían involucrar la administración financiera de proyectos particulares a corto plazo o aquellos en particular riesgo de excesos inesperados, ya que el uso de un ZBA ayuda a prevenir los cargos excesivos sin la debida notificación y aprobación.

La cuenta maestra

La cuenta maestra proporciona un punto central para la administración de fondos dentro de una organización. Esta cuenta se usa para enviar fondos a cualquier subcuenta de ZBA según sea necesario. A menudo, la cuenta maestra tiene otros beneficios sobre las subcuentas. Esto podría incluir algo tan simple como una tasa de interés más alta. Por naturaleza, una cuenta maestra no es una cuenta de cheques, sino algún otro valor más rentable.

Ejemplo

Digamos que la empresa de restaurantes XYZ mantiene su efectivo en la cuenta de cheques A. Cada martes, su departamento de contabilidad escribe cheques para pagar los servicios esa semana. Esta semana, el monto de esos cheques es de $1,000.

La empresa XYZ desea mantener su efectivo centralizado en una cuenta que paga intereses. Para mantener el mayor dinero posible en la cuenta que devenga intereses, mueve solo $1,000 de la cuenta el martes para que los cheques puedan ser pagados.

Lea también: Cuenta corriente.

Sigue leyendo

Administración financiera

Finanzas personales

Tendencias